Última Hora

Roma, Italia | Balón de oxígeno para el necesitado Milan, que venció por 2-1 en su visita a Génova, una ciudad que tiene a sus dos equipos hundidos en la clasificación de la Serie A.

El histórico equipo lombardo llegaba al choque con sólo 6 puntos en la clasificación, los mismos por ejemplo que la SPAL, antepenúltimo clasificado.

Las cosas no se pusieron de cara para los 'rossoneri' cuando el danés Lars Schone adelantó a los locales con un golpe franco que se coló en el arco de Pepe Reina tras un grave error del portero español (41).

Mejor comenzaron las cosas para los milanistas en el segundo tiempo, con un gol del francés Theo Hernandez casi sin ángulo y la expulsión de Davide Biraschi por provocar un penal con la mano.

La pena máxima la transformó el marfileño Franck Kessié en el 2-1 (57), pero el Milan se quedó reducido a 10 tras la expulsión, por doble amarilla, de Davide Calabria cuando quedaban más de 20 minutos para el final.

En el descuento, Reina se convirtió en fundamental tras detener a Schone un penal que había cometido el arquero español, dando los tres puntos a su equipo para sumar 9 y subir hasta la 11ª plaza de la clasificación.

El Génova, por su parte, queda penúltimo con 5 puntos, dos más que el otro equipo genovés, la Sampdoria, que cosechó su sexta derrota en siete partidos disputados, al perder 2-0 en su visita al Hellas Verona (9º) y sigue colista.

El joven defensor Marash Kumbulla (9) y Nicola Murru, con un autogol (81), fueron los autores de los tantos que dieron la victoria al equipo de Verona, que con 9 puntos está instalado en la zona media de la clasificación.

En el primer partido del sábado, el SPAL (18º) logró una victoria por la mínima (1-0) ante el Parma (10º) que le permite igualar con el grupo de equipos de la zona baja que tienen seis puntos.