Última Hora

Los solemnes pasillos de una iglesia católica mexicana se llenaron este viernes de alegres colas de perros y silbidos de pericos. Cada año cientos de mascotas son bendecidas aquí en el día de San Francisco de Asís, a quien, según los católicos, cuando predicaba todos lo escuchaban incluyendo los animales.

Cargando sus perros, pericos y hasta tortugas en cubetas de agua, los feligreses se congregaron en la parroquia San Francisco de Asís de Zapopan, del estado de Jalisco (oeste), donde cada 4 de octubre se celebra el día de este santo que vivió en Italia en el siglo XII.

"Generalmente mi hermano lo trae cada año (a la bendición), en la festividad de Francisco de Asís. Somos fieles devotos de San Francisco y sabemos que también los animales necesitan una guía, y qué mejor que la bendición de San Francisco para sus vidas", dijo a la AFP Lucía Rincón, de 36 años, a la espera de que el cura rociara con agua a su perro pastor alemán.

"Que Dios nos permita ser responsables en el cuidado de estos animalitos", dijo en la misa el sacerdote Juan José Leal.

Cuando el cura roció con el agua a los animales, los dueños pronunciaron devotos sus nombres. "Daysi", "Canela", "Cucho", se escuchaba decir en la misa celebrada el Día Mundial de los Animales.