Última Hora

Policías de San José cambiaron sus pistolas por equipos de palas y picos para contribuir de una manera muy especial con el medio ambiente.

En coordinación con la Municipalidad de San José, la Fuerza Pública acudió en auxilio amplio al sector de la cuenca del río María Aguilar para sembrar 100 árboles, que aportaran calidad de oxígeno y riqueza para el ecosistema.

“Gracias a la labor de la Fuerza Pública, conseguimos frenar las corrientes de agua en suelo y reducir la erosión y sedimentos del río”, explicó el intendente Franklin Ruiz, jefe de programas preventivos de la policía.

Esta intervención la encabezó un grupo de 20 oficiales y es parte de un proyecto dirigido por el comisario Daniel Calderón para fortalecer el corredor bilógico y brindar un compromiso con el auxilio de la naturaleza. 

“Entendemos que la recuperación de espacios públicos no es solo quitar a personas con problemas de parques y plazas. El planeta y nuestro país requiere de aire puro, de agua, de bosques y ríos comentó el jefe policial”, dijo el oficial.

Actividades de este tipo permiten un aumento en la fertilidad de los suelos, la retención de humedad, hasta mejoras en el contenido de los nutrientes del suelo, garantizando mejores cosechas.