Última Hora

Otra noche para el recuerdo es la del 8 de octubre del 2005 en el Estadio Ricardo Saprissa, que estaba repleto de aficionados.
Costa Rica podía clasificar al Mundial jugando contra Estados Unidos, pero había que ganar.

Tim Howard empezó a sentir el asedio de los costarricenses. Álvaro Saborío y Michael Umaña, son los únicos jugadores que permanecen en la Selección Nacional.

Saborío inicia la jugada y Paulo César Wanchope, aprovechó el despeje del arquero estadounidense para decretar el 1-0.

La eliminatoria fue muy sufrida, ya que Costa Rica pudo quedar en varias ocasiones fuera de Alemania 2006.

Luego fue Carlos Hernández, quien sacó el primer misil para decretar el 2-0, y la locura se desató en el Saprissa.

Nuevamente Hernández remató desde fuera del área para sentenciar el marcador de 3-0, en una noche lluviosa donde todo fue celebración.