Última Hora

Otros deportes

El francés Barguil gana la 13ª etapa y Nibali sigue líder de la Vuelta

La Vuelta a España vivirá este sábado la primera etapa pirenaica, con 155,7 kilómetros de recorrido entre Bagá y la Collada de la Gallina en Andorra.

AFP Agencia Hace 9/6/2013 11:46:00 AM

CASTELLDEFELS, 6 septiembre 2013 (AFP) - El ciclista francés Warren Barguil (Argos-Shimano) firmó este viernes la victoria más importante de su joven carrera en la decimotercera etapa de la Vuelta a España, en Castelldefels (Barcelona), donde el italiano Vincenzo Nibali (Astana) conservó el 'maillot' rojo de líder.

Al término de 169 km, el ciclista de 21 años se mostró, pese a su inexperiencia y juventud, como el más pícaro entre los 10 corredores escapados que llegaron a meta para lograr su primera victoria como profesional.

Barguil, vencedor del Tour del Porvenir en 2012, se escapó del grupo de fugados en el último kilómetro y llegó a meta con siete segundos de ventaja sobre el italiano Rinaldo Nocentini (Ag2r) y al holandés Bauke Mollema (Belkin), segundo y tercero respectivamente.

Al cruzar la pancarta de meta, Barguil levantó la mirada al cielo para dedicar la victoria a su abuelo recientemente fallecido. "Esta victoria es para él. Estoy muy feliz", dijo el ganador a las cámaras de la televisión española.

En la última dificultad montañosa de la jornada, el alto de Rat Penat (de primera categoría), el grupo de escapados, formado por una veintena de corredores, se redujo a la mitad.

En el grupo entraron varios corredores importantes, pero sin posibilidades para la general, como el holandés Bauke Mollema (Belkin), el español Beñat Intxausti (Movistar) y los italianos Ivan Santaromita (BMC) y Michele Scarponi (Lampre).

Todos ellos, corredores de mayor experiencia que Barguil, pero éste sorprendió a sus rivales y resistió en los últimos metros.

Barguil ha demostrado en el inicio de la Vuelta que es un corredor interesante para el futuro. Una caída en la 10ª etapa, la que acabó el lunes en Granada, le provocó una herida en la rodilla y por eso entró a más de 25 minutos del vencedor, cayendo a la 40ª posición de la general.

"Estaba muy decepcionado tras la caída, porque era el 19º de la general y tenía buenas piernas", admitió el corredor francés. "Pero hoy (viernes) he tenido la oportunidad de entrar en la escapada, he esperado el momento bueno para atacar y todo ha pasado bien", añadió.

"El año pasado gané el Tour del Porvenir y este año confirmo con esta victoria", declaró.

El pelotón, en el que se encontraba Nibali, entró en meta a 2:43 del ganador, por lo que el italiano conserva el maillot rojo que le distingue como líder de la prueba, con 31 segundos de ventaja sobre el irlandés Nicolas Roche y 46 sobre el español Alejandro Valverde y el estadounidense Christopher Horner.

El español Joaquim Rodríguez, quinto en la general a 2:33, aceleró en la subida a este último puerto, pero no logró dejar atrás a ninguno de sus rivales.

La Vuelta a España vivirá este sábado la primera etapa pirenaica, con 155,7 kilómetros de recorrido entre Bagá y la Collada de la Gallina en Andorra.

Nibali, en la llegada a Castelldefels, se mostró prudente ante lo que se avecina: "Mañana (sábado) es una llegada difícil, la conozco un poco. Veremos. La clasificación general está aún muy abierta".