Última Hora

Domingo 23 de julio del 2000, Costa Rica igualaba 1-1 ante Estados Unidos, marcador que dejaba a la Tricolor fuera de la eliminatoria hacia Corea- Japón 2002.

El minuto 90 se hacía corto para los ticos, hasta que una polémica jugada termina en penal, y Hernán Medford se convierte en genio y figura, así habla el propio jugador de aquella anécdota.

“Ese fue el paso más importante, el penal lo provoco por la banda en una jugada en donde si no hubiéramos ganado ese partido, no hubiéramos clasificado”, indicó Medford.

El juego finalizó 2-1 a favor de la Selección de Costa Rica y devolvió la alegría a la afición nacional.