Última Hora

El 5 de octubre del año anterior, la presidenta de la República, Laura chinchilla, anuncia que con una línea de crédito de $100 millones de dólares con el BCIE se construiría un nuevo hospital en la provincia de Puntarenas.

Las 15 hectáreas, donde se levantaría el nuevo centro médico, eran propiedad del Consejo Nacional de Producción (CNP). El CNP lo dio como pago al Ministerio de Hacienda, por una deuda pendiente.

En octubre, las autoridades de la Caja del Seguro Social (CCSS), daban por un hecho que el Ministerio de Hacienda podía transferirles el terreno entregado como “dación de pago”.

Lo que nadie previó, es que para poder donar una propiedad del Estado, se requiere que dicho acto se realizase por medio de una ley, la cual no existe.

Este terreno fue entregado a Hacienda, como pago por los impuestos a las bebidas alcohólicas. Como lo muestra un documento.

Y los impuestos no pueden ser donados, pues van a la caja única del Estado. De ahí, la urgencia de una ley que autorice esas transferencias o donaciones.

La Procuraduría General de la República, le confirmó a Telenoticias que se encuentra estudiando el caso.

En el Seguro Social, reconocen la imposibilidad legal para dejarse en sus manos el terreno.

Las autoridades esperan tener listos los planos y estudios de suelo en el 2014.