Última Hora

Callejones angostos, pocos hidrantes y bajo caudal: esos son algunos obstáculos que deben enfrentar los bomberos cuando atienden incendios en precarios.

Los bomberos pueden entrar, pero los camiones no. Sí en Tejarcillos de Alajuelita ocurriera una emergencia, las unidades no podrían pasar de aquí.

El agua también es un problema. Hay ocho hidrantes, pero tienen bajo caudal.

En los últimos cuatro años han ocurrido 162 incendios en precarios.