Última Hora

Durante años escuchamos las quejas de los ganaderos porque los restos de piña generan plagas de moscas.

Al reproducirse sin control, estas moscas molestan al ganado y las reses empiezan a perder peso y a enfermar.

Bueno, así era hasta que a un ingenioso investigador del Instituto Tecnológico se le ocurrió la manera de aprovechar los residuos de la piña.

Ahora, más bien estos residuos se convierten en útiles y bellas artesanías.