Última Hora

Internacional

Comerciantes protestan por ingreso de ropa china a mercado peruano

Cientos de comerciantes cerraron este jueves sus tiendas en el mayor emporio comercial textil de Lima en protesta por las facilidades para el ingreso masivo de ropa fabricada en China...

AFP Agencia Hace 9/5/2013 3:55:00 PM

Cientos de comerciantes cerraron este jueves sus tiendas en el mayor emporio comercial textil de Lima en protesta por las facilidades para el ingreso masivo de ropa fabricada en China debido al Tratado de Libre Comercio firmado por Perú con ese país, dijeron sus dirigentes.

Los comerciantes marcharon hasta la presidencia del Consejo de Ministros, ubicada a un costado del Palacio de Gobierno, donde entregaron un memorial en que demandaron "reglas justas para una competencia de igual a igual", dijo a medios de prensa Diógenes Alva, dirigente de la asociación de comerciantes del emporio comercial Gamarra.

Gamarra es una amplia zona comercial en medio de un distrito populoso de Lima, donde se asientan unos 30.000 comerciantes, en su mayoría provincianos, que forjaron en las últimas décadas grandes empresas que se iniciaron como pequeños negocios y que ahora surten de productos textiles para venta local y al exterior.

"Estamos indignados y decimos basta, no pedimos dinero al gobierno, queremos reglas claras, para evitar una competencia desleal porque la ropa china ha invadido el 80% del mercado local con precios subvaluados", se quejó Alva.

Debido al ingreso de productos chinos los comerciantes de esa zona han perdido en lo que va del año unos 200 millones de soles (unos 71 millones de dólares), aseguró.

Las ventas han bajado 40%, lo que está provocando la quiebra de muchos comercios, informó, por su parte, el dirigente textil Arturo Zavala, a la emisora RPP.

El pedido central de los textiles al gobierno es que se dicten medidas que permitan competir en igualdad de condiciones ante la importación de ropa china.

Perú firmó un Tratado de Libre Comercio con China en abril de 2009, bajo el segundo gobierno del expresidente Alan García y entró en vigencia en marzo de 2010, en medio de reservas de los comerciantes textiles que advertían que el TLC podría afectar a la industria textil peruana por el ingreso de productos chinos a precios más bajos que los locales.