Última Hora

El 20 de junio anterior, la Contraloría General de la República (CGR) frenó en seco la intención de construir una refinería con socios chinos.

A RECOPE se le ordenó un plan B para atender el tema energético y este jueves lo dio a conocer.

Se trata de un replanteamiento integral de las actividades de la refinadora. La iniciativa no descarta la construcción de una refinería y se acompaña de otros proyectos.

Como acciones complementarias, se plantea la investigación y desarrollo de combustibles alternativos y programas de ahorro energético y consumo eficiente de combustible.

En relación con la refinería, se cuenta con los términos para realizar una nueva licitación y se evacúan dudas con la CGR.

En RECOPE no descartan la participación de los chinos si éstos se ajustan a los requerimientos del país.

En la institución señalan que la implementación de este plan reduciría en un 30% el consumo de gasolina y bajaría a la mitad el consumo de diésel; proyecciones al año 2030.

En esta misión RECOPE se apoyará en instituciones académicas como INCAE y petroleras transnacionales colombianas, mexicanas y brasileñas. La idea es que esas instituciones revisen el proyecto y lo validen.

El nuevo estudio de factibilidad analizará el mercado, rentabilidad, impacto ambiental y social, así como el marco legal.