Última Hora

El hombre de apellido Corrales Navarro fue detenido el martes en Cariari de Pococí; al parecer, había planeado encontrarse con una de las víctimas.

Presuntamente, en el 2018, el sospechoso empezó a contactar a las víctimas por medio de una red social, incluso, a una de las ofendidas la hizo creer que él laboraba como oficial de tránsito.

Se sospecha que, tras ganarse la confianza de las mujeres, se encontraba con ellas y las trasladaba a un lugar solitario de los alrededores de la marina de Guápiles, La Rita y Cariari; en apariencia, ahí cometía la violación.

El último delito lo habría cometido el 26 de setiembre anterior, cuando, supuestamente, contactó a la víctima y luego la llevó a una zona poco habitada de Cariari y cometió el abuso.

Luego de que ingresaron las denuncias por los primeros tres hechos, el OIJ realizó varias diligencias, sin embargo, no fue posible identificar a corrales y mucho menos detenerlo.

Lo anterior debido a que, cuando cometía las violaciones, el sospechoso utilizaba ropa oscura y un casco de motocicleta, por lo que no podía ser plenamente reconocido por las mujeres.

Ante ello, la Fiscalía envió el caso a *archivo fiscal, sin embargo, posterior a que ocurriera el último hecho, este el Ministerio Público analizó los otros expedientes y determinó que había una similitud en la forma de actuar del imputado, así como en la cercanía donde habría cometido los delitos. Por lo anterior, se ordenó la reapertura de los expedientes, los cuales fueron acumulados a la primera causa.

Tras la detención del sujeto, se realizó un reconocimiento físico con las víctimas, y este resultó positivo. Ahora el caso continuará en investigación.