Última Hora

Don Conrrado tiene 68 años de edad y debido a ello ya no lo contrataban en ningún lugar; José tiene un tipo de discapacidad y por ello no le brindaban oportunidades en algunos negocios. Sin importar ambos aspectos los dos perseveraron y las vueltas de la vida los unió en el centro de acopio ubicado en La Asunción de Belén.

Ambos laboran como recicladores, llenos de orgullo y felicidad por haber derrotado la indiferencia. Ellos son un claro ejemplo de quien persevera alcanza.

Lo invitamos a inspirarse con esta historia en el siguiente reportaje.