Última Hora

"¿Ha estado bebiendo toda la noche?", las redes sociales se burlaban de la apariencia del presidente filipino, en visita a Rusia.

Rodrigo Duterte, de 74 años, se reunió el miércoles en Moscú con el primer ministro ruso, Dmitri Medvedev.

En las fotos oficiales del apretón de manos el presidente filipino aparece un poco desaliñado con la corbata suelta. "¿Ha estado bebiendo toda la noche o qué?", se pregunta un internauta ruso en un comentario en Twitter. "¿Acaba de salir de un bar?", comenta otro.

En un comunicado, Salvador Panelo, portavoz de Duterte, señaló que el presidente filipino había desatado su corbata porque se sentía "sofocado e incómodo" pues la corbata estaba demasiado apretada.

Por otra parte, precisó que Rodrigo Duterte "es muy pulcro" y "su cuerpo emite un olor refrescante que las personas que se encuentran a su lado pueden constatar".

Duterte, conocido por su vestimenta casual, ya ha afirmado que odia usar calcetines y que no tiene trajes. También suele mascar chicle en público, como lo hizo durante un encuentro con el dirigente chino Xi Jinping, para aliviar el dolor de espalda.

El presidente filipino, conocido por sus declaraciones provocadoras y su política de lucha contra la delincuencia sangrienta, realiza una visita oficial a Rusia en la que tiene previsto reunirse con el presidente Vladimir Putin en Sochi (sur).