Última Hora

El Real Madrid recibe el sábado al Granada en la 8ª jornada de Liga, en busca de una victoria que le mantenga líder del campeonato español y le haga olvidar su último tropiezo europeo contra el Brujas.

Tras el empate 2-2 en casa con el equipo belga el martes en la Liga de Campeones, el Real Madrid quiere refugiarse en la Liga, donde acumula tres partidos sin perder y sin encajar.

Asomado al abismo en 'Champions', el Real Madrid busca tres puntos de oro en el campeonato doméstico ante un Granada, recién ascendido a primera división, que marcha segundo a un punto del líder y empatado a 14 unidades con el tercero, el Atlético de Madrid.

En una liga apretada, en la que sólo dos puntos separan a los seis primeros clasificados, los blancos no pueden permitirse ningún fallo y quieren recuperar la fiabilidad defensiva mostrada en los últimos partidos, pero perdida contra el Brujas.

Enfrente estará un Granada que ha firmado el mejor arranque de temporada en primera división de su historia, pero que sólo ha ganado una vez en el Santiago Bernabéu, en... 1974.

"Somos conscientes de la dificultad que vamos a tener, pero también somos conscientes de que tenemos potencial para pelear por cualquier partido", dijo en rueda de prensa el centrocampista del Granada, Ángel Montoro.

Atlético y Barça al acecho.

Una victoria del equipo andaluz podría ponerlo líder, a la espera de lo que hiciera el domingo el Atlético de Madrid en Valladolid.

Los rojiblancos empataron con el Real Madrid el fin de semana pasado en Liga y ganaron el martes 2-0 contra el Lokomotiv de Moscú en 'Champions', acumulando cinco partidos oficiales sin perder.

Los hombres del 'Cholo' Simeone se medirán a un Valladolid que sigue dando pasos para acercarse a la zona cabecera de la clasificación.

Por detrás, el Barcelona visita el domingo a un complicado Sevilla, animado por su remontada el miércoles en la 'Champions' para ganar 2-1 al Inter de Milán.

Cuarto clasificado a dos puntos del líder, el Barcelona podrá contar en Sevilla con el tridente 'GSM' (Griezmann, Suárez, Messi), que lució en el Camp Nou, donde Messi completó su primer partido completo de la temporada, tras superar dos lesiones.

"Son los primeros 90 minutos que puedo completar y la verdad que contento por terminarlo bien. Cansado, con falta de ritmo, pero igual que todo el equipo, a medida que pasen los partidos, me voy a ir soltando más", afirmó Messi.

El capitán azulgrana será una de las principales bazas del Barça ante el equipo de Julen Lopetegui, que el domingo se impuso a la Real Sociedad 3-2.