Última Hora

El barco San Pablo de la United Fruit Company fue hundido en Puerto Limón el 2 de julio de 1942, aparentemente por torpedos de un submarino alemán.

24 costarricenses mueren, 30 resultan heridos. Este hecho genera una enérgica reacción en el Gobierno y el pueblo costarricense y los que pagaron fueron los alemanes e italianos residentes en Costa Rica. … 

El 4 de julio una manifestación a raíz del hundimiento del San Pablo termina en grandes disturbios, lanzamiento de piedras y saqueos a vista y paciencia de las autoridades. Negocios de italianos y alemanes son destruidos. 

La aplicación de las listas negras se hizo más estricta, las detenciones de extranjeros aumentaron y la recién creada junta de custodia del gobierno comienza a confiscar las propiedades a los extranjeros.

Pero el castigo no terminaría ahí.

Cientos de alemanes, italianos e incluso costarricenses serían llevados en barco hasta California, al llegar sin papeles, fueron recluidos en campos de concentración de Cristal City en Texas, y también en Dakota del Norte. 

En el campo de concentración de Crystal City muchos permanecen hasta el final de la guerra junto con alemanes, italianos y japoneses provenientes de otros estados y varios países latinoamericanos, otros fueron usados como moneda de cambio por prisioneros norteamericanos que estaban en Alemania.

Tras la derrota del Triple Eje y el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945 muchos regresan a Costa Rica, sin ciudadanía, sin pertenencias, sin bienes.