Última Hora

"Ningún atleta habla de eso", afirmó el presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), Sebastian Coe, preguntado este miércoles en Doha por la prensa por la baja afluencia de espectadores a las gradas del estadio Khalifa para seguir el Mundial de su deporte.

"He pasado las cuatro últimas tardes en la pista de calentamiento, antes del inicio de la sesión. Llego una hora antes y me siento para hablar con los equipos médicos, los entrenadores, los atletas (...) Ninguno de ellos habla de eso. Y voy a ser un poco duro, pero en mi opinión, los atletas que se concentran en los problemas externos no son los que se van con las medallas", sentenció Coe.

"Seguro que nos hubiera gustado tener más espectadores en el estadio, pero hay razones fáciles de comprender que han hecho que sea un reto difícil", indicó Coe, aludiendo al bloqueo económico y diplomático que sufre Catar por parte de países del entorno (Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Egipto), que le acusan de apoyar a grupos islamistas radicales, algo que Doha niega categóricamente.

Desde el inicio del Mundial, el pasado viernes, la polémica sobre el elevado número de asientos vacíos en el estadio ha llenado páginas en todo el mundo. Sobre todo teniendo en cuenta que el aforo del estadio se ha reducido con la colocación de lonas en las zonas superiores, para reducir el impacto televisivo de ver gradas vacías.

El campeón mundial de decatlón, el francés Kevin Mayer, había considerado el pasado fin de semana "una catástrofe" la elección de Doha como sede por el poco interés del público local.

"Lo que cuenta realmente para mí (...) es tener la aprobación de los atletas, de los entrenadores y de los responsables de los equipos sobre nuestra organización. Si la tengo, me quedo satisfecho", aseguró Coe, reelegido la pasada semana para un mandato de cuatro años más al frente del atletismo mundial.

Sobre la cuestión del elevado calor con el que se disputan las carreras nocturnas de maratón y marcha, Coe destacó que el equipo médico del evento estaba "preparado".

"Hablemos de hechos. Tenemos instalaciones médicas que creo que no pudimos ver antes en ningún Mundial, ni en ninguna edición de los Juegos Olímpicos. Me sorprendería que tuviéramos las mismas instalaciones en Tokio (en los Juegos Olímpicos de 2020). Cada atleta serio presente aquí se ha preparado específicamente para estas condiciones. Eso es claramente lo que he escuchado de parte de los atletas", afirmó.

- "Echamos de menos a Bolt" -

Tras la coronación de los estadounidenses Christian Coleman (100 metros) y Noah Lyles (200 metros), Sebastian Coe admitió que el atletismo "echa de menos" al retirado Usain Bolt, pero que es bueno que su deporte no dependa de un único hombre para atraer la atención.

"Lo echamos de menos. Su personalidad y su presencia, la echamos de menos, pero no creo que sea viable a largo plazo, para un deporte, descansar sobre un único individuo", señaló.

Coe también fue preguntado por el caso Salazar, la noticia de la sanción al entrenador estadounidense Alberto Salazar, suspendido el lunes por cuatro años por la Agencia Antidopaje Estadounidense (USADA) por "incitación" al dopaje.

Alberto Salazar, nacido hace 61 en Cuba y exentrenador del británico Mo Farah, cuenta con siete atletas en Doha-2019 y dos de ellos, la holandesa Sifan Hassan (10.000 metros) y Donavan Brazier (800 metros) se han colgado ya sendas medallas de oro en el emirato.

"No hace descarrilar el Mundial", declaró Coe sobre el caso Salazar. "Es quizás un problema para la prensa, pero en realidad no es un gran tema para la mayor parte de la gente que sigue el Mundial", estimó el máximo dirigente de la IAAF.