Última Hora

Este lunes librería Lehmann desocupó y selló el acceso al edificio donde estuvieron durante 103 años.

La histórica librería del centro de nuestra capital sigue abierta, pero víctima de una injusticia histórica.

Quedó cerrado el acceso que conectaba a los dos edificios que hasta hoy albergaban a librería.

La librería fundada en 1896 desocupó el edificio en el que estuvo durante 103 años y que hoy pertenece al hogar de ancianos Carlos María Ulloa.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la familia Lehmann debió traspasar el edificio para que el Gobierno de Calderón Guardia no se lo quitara, la persona que lo cuidó durante muchos años lo cedió al hogar de ancianos Carlos María Ulloa, sin que los Lehmann lo supieran.

Ellos se enteraron hasta 1979 cuando comenzaron a pagar alquiler por el edificio que debía pertenecerles.

Diferencias con el actual dueño, el hogar de ancianos los llevó a tomar la decisión de abandonar el edificio, los altos costos de alquiler y disputas por reparaciones llevaron a esta decisión.

Desde hoy librería Lehmann sigue abierta, a escasos 80 metros de su antigua entrada, pero sobre calle 3.

A partir de este martes en una serie de reportajes en Telenoticias podrá conocer las injusticias que alemanes e italianos sufrieron en Costa Rica durante la Segunda Guerra Mundial.