Última Hora

¿Qué posibilidades hay de hacer contacto con vida extraterrestre?

Algunos creen que nuestro primer contacto con extraterrestres será realmente conmovedor, otros lo imaginan más aterrador.

E incluso hay quienes quisieran tener un súper encuentro más cercano del tercer tipo. Sin embargo la realidad es completamente distinta.

No sabemos con certeza si alguna raza alienígena ya hizo contacto con nosotros, pero lo cierto es que desde hace años los humanos estamos enviando señales al cosmos en espera de una respuesta.

Existe un grupo de investigadores que trabaja en un proyecto llamado SETI. Del inglés al español se traduce como Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre.

Los científicos no esperan una invitación formal ni un mensaje por Whatsapp. Los esfuerzos se concentran buscar señales de radio asociadas con el hidrógeno.

El SETI fue financiado por la NASA durante años pero a los jerarcas no les hizo gracia gastar plata buscando extraterrestres que no daban señales de vida.

Por eso ahora subsiste gracias a esfuerzos individuales de científicos que constantemente monitorean el cielo.

La única señal recibida y que hasta la fecha no tiene explicación llegó el 15 de agosto de 1977.

A las 11:36 de la noche el radiotelescopio Big Ear recibió una señal de radio de origen desconocido durante 72 segundos.

Según el protocolo la señal no fue grabada sino registrada por la computadora del observatorio en un trozo de papel.

Dos días después un joven que realizaba su práctica descubrió la señal anómala más intensa que se hubiera detectado hasta entonces por un radiotelescopio.

Se le conoce como WOW, pues eso escribió el asombrado científico tras leer 6equj5 en el papel.

Pero nosotros no solo esperamos una señal de otros mundos, también enviamos la nuestra.

Los científicos mandaron información básica de la tierra y sus habitantes a un recóndito lugar más a menos a 25 mil años luz de aquí.

La señal ya fue enviada,  el único pequeño detalle es que aún a la velocidad de la luz habrá que esperar por lo menos 50 mil años  para obtener una respuesta.

Pero quién sabe, a lo mejor cuando menos lo esperamos ellos decidan hacer contacto con nosotros  y puede que ni siquiera sea como lo imaginábamos.