Última Hora

Tras una apelación de la Fiscalía, esta semana se reabrió el caso Crucitas, en los tribunales de Justicia en Goicoechea.

El expresidente de la República, Óscar Arias Sánchez, argumentó ante un juez que no existen pruebas en su contra.

Por su parte, la Fiscalía acusa al expresidente Arias de 2 delitos de prevaricato, por firmar en el año 2008, un decreto que declaró de interés público la explotación minera de Crucitas.

En febrero un juzgado dictó un sobreseimiento en este caso, pero la Fiscalía apeló argumentado que el caso no había prescrito y el tribunal ordenó reabrir la causa.

¿Habrá o no juicio contra el expresidente Arias? La decisión se conocerá esta misma semana.