Última Hora

Baloncesto

España, matrícula de honor en China 2019; Estados Unidos sonoro suspenso

España, ganadora del Mundial de baloncesto tras un impecable recorrido de ocho victorias en ocho partidos, se llevó la matrícula de honor, mientras que Estados Unidos, sétimo en la peor clasificación de su historia, finalizó con un sonoro suspenso

AFP Agencia Hace 9/16/2019 8:16:11 AM

España, ganadora del Mundial de básquetbol tras un impecable recorrido de ocho victorias en ocho partidos, se llevó la matrícula de honor de la competición, mientras que Estados Unidos, séptimo en la peor clasificación de su historia, finalizó con un sonoro suspenso.

- Los triunfadores -

España: La selección ibérica ganó su segundo título mundial, trece años después de Japón-2006, confirmando el éxito de la transición tras la salida de todos los miembros de la generación conocida como los 'Juniors de Oro' -Pau Gasol normalmente regresará el año próximo para los Juegos de Tokio 2020-. Su hermano Marc Gasol, campeón NBA con Toronto Raptors, y Rudy Fernández son los únicos supervivientes de aquel título en un equipo en el que brilló Ricky Rubio, elegido mejor jugador del torneo.

Argentina: Finalista sorpresa, el equipo dirigido por Sergio Hernández llegó invicto a la final pero cedió con claridad ante España. Antes había ofrecido su mejor versión ante Serbia en cuartos y frente a Francia en semifinales, en un alarde de entusiasmo ofensivo y agresividad en defensa. El equipo es un digno heredero de la 'Generación Dorada', liderada por el icono Manu Ginobili, campeona olímpica en 2004 y finalista del Mundial 2002. El interior Luis Scola sobrevive de aquellos días y firmó un excelente torneo a los 39 años.

Francia: Tendrá que tomar distancia para valorar lo conseguido, aunque en un momento pudo soñar con el título. Los Bleus, al menos, confirman su posición al más alto nivel con un nuevo bronce, como en 2014. Además han logrado el billete olímpico, como segunda mejor nación europea. De su Mundial quedará para la historia el triunfo sobre Estados Unidos (89-79) en cuartos, el primero ante un equipo 100% NBA. Alrededor de Rudy Gobert, Evan Fournier, Nando De Colo y Nicolas Batum, el año próximo aspiran a su primer podio olímpico.

- Las decepciones -

Estados Unidos: Debilitado por las renuncias de sus estrellas, Estados Unidos terminó séptimo, su peor clasificación desde el nacimiento del Mundial en 1950. Tras caer ante Francia, el equipo dirigido por Gregg Popovich lo hizo ante Serbia en el primer duelo de clasificación por el quinto puesto. En la primera ronda ya había rozado la debacle ante Turquía (93-92) y en la preparación cayó ante Australia (98-94), su primera derrota en 13 años. En el Mundial-2006 Estados Unidos cayó en semifinales ante Grecia. Reaccionaron ganando dos veces los Juegos Olímpicos (2008 y 2012) y la Copa del Mundo (2010 y 2014). Lo que se intuía con los fracasos anteriores, a principios de milenio, se confirmó: Estados Unidos no puede mantener su hegemonía mandando 12 jugadores NBA, aunque tengan papeles importantes en sus equipos. Le hacen falta los mejores. En esta ocasión solo tenía dos All Star (Kemba Walker y Khris Middleton). Habrá que ver su reacción el año próximo en los Juegos de Tokio.

Grecia: Giannis Antetokounmpo, MVP de la última temporada de la NBA, era la gran estrella del torneo. Pero Grecia se quedó fuera de los cuartos de final tras su paso en falso frente a Brasil (79-78). El 'Greek Freak' (como se conoce a Antetokounmpo) estuvo lejos de ser un jugador decisivo, a pesar de lograr 14,8 puntos y 8,8 rebotes de media.

Serbia: El equipo dirigido por Sacha Djordevic era uno de los favoritos al oro, pero tras pasar por encima de sus rivales en la primera fase, sumó dos derrotas consecutivas, ante España en la segund fase (81-69) y frente a Argentina en cuartos (97-87). Su estrella NBA Nikola Jokic tampoco brilló (11,5 puntos, 7,5 rebotes u 4,8 pases). Su mejor hombre fue el alero de los Sacramento Kings Bogdan Bogdanovic (22,9 puntos).

Australia: Los 'Boomers' acabaron de nuevo a los pies del podio, como en los Juegos de Rio 2016. Tras un torneo prometedor, la talentosa generación de Patty Mills tendrá una nueva oportunidad de lograr medalla olímpica en Tokio-2020.