Última Hora

Con imágenes en tres dimensiones los expertos del LANAMME sacan sus conclusiones sobre el hundimiento en la circunvalación.

De ellas se desprende que desde la carretera hasta el río María Aguilar hay 20 metros de profundidad.

Las tres alcantarillas que conducían las aguas del afluente tienen 70 metros de largo y de ellas solo una funciona.

Para el LANAMME hace 25 años se cometió un error al entubar el río y no pensar en un puente.

Así las cosas, para Guillermo Loría, el error se puede corregir hoy en día y aunque el puente en principio puede ser más caro que una alcantarilla abovedada, no necesariamente la construcción es más lenta.

CONAVI espera la otra semana anunciar la solución definitiva. Mientras tanto, en el LANAMME recomiendan prestar atención a la inestabilidad del terreno y la carga que soportarán los puentes.

El Consejo ya armó el tercer puente y espera tenerlo totalmente habilitado junto a una cuarta estructura el próximo viernes en horas de la mañana.