Última Hora

Internacional

Rusia podría cambiar de opinión sobre Siria si se prueba ataque químico

El presidente Vladimir Putin dijo que Rusia no descartaba aprobar una operación militar en Siria si se demuestra que Damasco ha perpetrado ataques con armas químicas...

Agencia Reuters Hace 9/4/2013 1:50:00 PM

El presidente Vladimir Putin dijo que Rusia no descartaba aprobar una operación militar en Siria si se demuestra que Damasco ha perpetrado ataques con armas químicas, pero que una operación de este tipo sólo puede llevarse a cabo con la aprobación de Naciones Unidas.

El mandatario ruso afirmó que el Congreso de Estados Unidos no tiene derecho a aprobar el uso de la fuerza contra Sira y que hacerlo sería un "acto de agresión".

Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, reiteró el miércoles en Estocolmo que la comunidad internacional debe responder a la "barbarie" del ataque con armas químicas en Siria y dijo que cree que el Congreso de su país aprobará una acción militar contra Damasco.

Afirmó también que espera que Putin cambie de posición con respecto a Siria, pero que hasta el momento el presidente ruso se ha resistido a los esfuerzos de lograr una acción del Consejo de Seguridad de la ONU.

En momentos en que Estados Unidos y sus aliados se preparan para ignorar un veto de Rusia en la ONU y atacar Damasco, hay pocas posibilidades de un respaldo de Putin.

Pero sus palabras podrían presagiar nuevos esfuerzos por superar las diferencias entre las potencias, que han dejado que Siria se hunda en el caos de una sangrienta guerra civil.

Las declaraciones de Putin en vísperas de una cumbre del G-20 en San Petersburgo enfatizaron que Rusia no comparte la creencia de Obama de que Assad recurrió a armas químicas y, en cambio, el mandatario ruso sugirió que el ataque con gas del 21 de agosto fue obra de rebeldes relacionados con Al Qaeda.

Y sólo pruebas, además de un respaldo en el Consejo de Seguridad que depende de la aceptación de Moscú, podrían justificar el uso de la fuerza, agregó Putin.

Sin embargo, al decir que "no descarta" el respaldo a una acción contra Damasco, Putin dio un poco de alivio a las relaciones con Occidente, que el conflicto en Siria había vuelto a tensar.
Cuando se le preguntó en una entrevista con la agencia de noticias AP y la televisión rusa si Moscú accedería a una acción militar si se demuestra que Damasco perpetró el ataque con armas químicas, respondió: "No lo descarto".

Pero agregó: "No tenemos datos de que esas sustancias químicas -no está claro si fueron armas químicas o simplemente sustancias químicas dañinas- fueron usadas precisamente por el Ejército del Gobierno oficial".

Moscú ha sido el principal proveedor de armas de Assad, que también cuenta con el respaldo de Irán.

El martes, reportes rusos de lanzamientos de misiles en el Mediterráneo movieron los mercados de petróleo y generaron nerviosismo en Damasco antes de que Israel explicara que fue un ejercicio conjunto con Estados Unidos.

El miércoles, la agencia de noticias rusa Interfax citó a una fuente diciendo que el barco de guerra Moskva se dirigía al este del Mediterráneo para hacerse cargo de las operaciones navales en la región.

NEGOCIACIONES
Funcionarios occidentales dicen que, sin embargo, detectan algunas señales de disposición tanto de los aliados de Washington como de Rusia para reanudar los esfuerzos para resolver la guerra civil que ha desestabilizado a todo Oriente Medio.

Un destacado funcionario occidental dijo que, si bien era poco probable que Moscú lo dijera en público, había muestras de que las autoridades rusas creían que Assad era de hecho responsable del ataque con armas químicas que causó 1.400 muertos y que tensó el apoyo ruso a Siria, lo que daría un nuevo y coordinado impulso para terminar con el conflicto.

Un estancamiento en el Consejo de Seguridad entre Rusia, apoyado por China, y Estados Unidos, con el respaldo de Francia y Gran Bretaña, ha obstaculizado los esfuerzos internacionales para poner fin a la guerra que desde el 2011 se ha cobrado la vida de más de 100.000 sirios y dejó a millones sin hogar.

Tras el fracaso del primer ministro británico, David Cameron, en ganar el apoyo parlamentario para una acción militar la semana pasada, Francia es la única potencia militar que respalda a Obama. Su Parlamento debatirá el tema de Siria el miércoles, aunque el presidente Francois Hollande no necesita de su aprobación para llevar a cabo un ataque.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, que preside las cumbres de la Unión Europea, dijo a embajadores del bloque en Bruselas que una acción militar debe de ser seguida de negociaciones.

"Los pedidos por una acción responsable deben incluir la visión a largo plazo", afirmó.

"Sólo una solución política puede terminar el terrible derramamiento de sangre, la destrucción de Siria. Es momento de que la comunidad internacional deje de lado sus diferencias y lleve a las partes del conflicto a la mesa de negociación", agregó.