Última Hora

El técnico de la Selección de Estados Unidos, Jurgen Klinsmann, está molesto con la Concacaf por designar al árbitro mexicano Marco Rodríguez, para el partido ante Costa Rica.

El alemán, teme que su equipo con ocho jugadores amonestados, se puede ver perjudicado para el partido ante México.

“Le tenemos el mayor respeto como árbitro, de eso no hay dudas. Pero creo que la asignación de parte de la Concacaf no es acertada. Le diremos a los jugadores que sean disciplinados”, agregó Klinsmann.

Los estadounidenses recibirán al conjunto aztecas el martes 10 de setiembre.