Última Hora

Pese a que el sol brilla hoy desde horas de la mañana, a las 3 a.m. de este miércoles la vida se apagó para Julisa Maribel Martínez Videa.

La joven de 15 años de edad fue la víctima mortal del terraplén que destruyó varios ranchos en La Carpio el pasado lunes, como consecuencia de las lluvias y el crecimiento desmedido y no controlado de las construcciones en la zona.

La muerte de la joven, llama la atención, pues según la Comisión Nacional de Emergencia, cerca de 6 ranchos podrían sufrir la misma suerte.

La joven ingresó a las 6 p.m. a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Juan de Dios, después de que un paro respiratorio le complicará el Sistema Central Neurológico; pese a los esfuerzos médicos la joven no logró llegar al siguiente amanecer.

Al igual que Julissa otra persona salió afectada, se trata de una mujer de 66 años que ayer tuvo que ser intervenida por ortopedia después de quedar enterrada hasta la cintura.

Un total de 61 personas se mantiene en albergues, mientras el Instituto Meteorológico Nacional prevé más lluvias.