Última Hora

Noticias

Super Bowl XLVII con matices especiales

Super Bowl XLVII con matices especiales

Para nadie es un secreto que el Super Bowl es una "máquina" que se encarga de inmortalizar jugadores, producir mucho dinero y crear recuerdos que sobrevivan el paso de los años, no importa cuántos.

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

Para nadie es un secreto que el Super Bowl es una "máquina" que se encarga de inmortalizar jugadores, producir mucho dinero y crear recuerdos que sobrevivan el paso de los años, no importa cuántos.

La edición XLVII será especial por una serie de razones que, sin haberse disputado, ya invitan a pensar que lo es.

Será la primera ocasión en la historia que dos hermanos se enfrenten como entrenadores en jefe, Jim y John Harbaugh, al frente de los San Francisco 49ers y los Baltimore Ravens respectivamente.

Jim no se cansa de decir que no es ni la mitad de coach que John, pero este no termina de creérselo.

Los 49ers terminaron la temporada regular con una marca 11-4 y una decisión crucial de por medio, la titularidad de Colin Kaepernick por encima de Alex Smith.

El novato ha respondido de la mejor manera, liderando a su equipo en la postemporada para dejar en el camino a Green Bay y Atlanta.

Para Kaepernick y la franquicia sería memorable culminar su primer año de relación profesional con el trofeo Vince Lombardi en sus vitrinas.

Pero a su lado destacan figuras como Frank Gore, Michael Crabtree, Aldon Smith y hasta el experimentado Randy Moss.

Esta será la sexta ocasión que los 49ers disputen el partido final, en las cinco ocasiones anteriores consiguieron el anillo, de la mano de Joe Montana (4) y Steve Young (1).

Por el lado de Baltimore, será la despedida soñada para Ray Lewis, el último Raven original.

John Harbaugh buscará su primer campeonato al frente de Baltimore, mientras que la franquicia su segundo, luego de ganar el Super Bowl XXXV 34-7 frente a los New York Giants.

Lewis se despedirá luego de 17 años, acompañado por Joe Flacco, Ray Rice, Tory Smith, David Pitta, Terrell Suggs, entre otros, como su escudería.

Los Ravens alcanzaron los playoffs con un récord 10-6, para luego eliminar a los Colts, Broncos y Patriots para acceder al Super Bowl. No ha sido un camino fácil, pero como ellos mismos lo definen, han cumplido a cabalidad el papel de "underdogs"

El "Súper Tazón" será el próximo domingo 3 de febrero, y será la décima ocasión en que New Orleans sea la sede.