Última Hora

San Ramón se tiró a las calles para raspar ollas, como par de la actividad fue el cierre de las fiestas patronales donde 64 imágenes religiosas llegaron al centro del cantón.

Esta actividad se convirtió en una tradición.

Luego de 12 días de fiesta en cada uno de los ranchos donde se vendían las comidas, se comenzó a colgar las ollas y baldes que se fueron desocupando.

Desde horas antes ya algunos calentaban. El rapado de ollas comenzó el año anterior en San Ramón por iniciativa del padre Greivin Hidalgo.

La intención es agradecer de una manera peculiar el éxito de las fiestas, las cuales este año tuvieron a don paco y doña Marcelina como reyes.

Con una imagen pequeña de San Ramón inicio el raspado de ollas. Los asistentes recorrieron los alrededores del Parque Central… dirigidos por el padre Greivin.

De esta manera tan alegre terminaron las fiestas patronales.