Última Hora

Este lunes, de nuevo, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dejó salir colarse en medio de un discurso, la intención de reclamar como suyo el territorio correspondiente a la provincia de Guanacaste.

La afirmación acerca de este tema se presenta por segunda vez en menos de un mes, en esta ocasión lo hizo durante la celebración del 34 aniversario del ejército, en un acto en la Plaza de la Revolución en Managua.

Ortega dijo que “Nicaragua ha sido víctima del despojo de su territorio por políticas expansionistas de naciones como Costa Rica", y aseguró que Guanacaste se anexó a Costa Rica por una “ocupación militar”.

Ante ello, el canciller Enrique Castillo respondió de manera tranquila y sin ánimo de variar su discurso. “Nos atendremos a la posición que ya teníamos”, dijo al tiempo que continuó: “no vamos a decir nada nuevo”.

Para el encargado de la política exterior costarricense, las afirmaciones de Ortega siguen sin tener sentido y se basan en “falsedades y tergiversaciones”. Eso sí, la negativa de un nuevo pronunciamiento, asegura, no se debe tomar como desinterés en las afirmaciones.

“Esto no se puede ignorar, pero no queremos caer en la trampa. Él puede seguir desvariando (…) si quiere ir a la Corte (Internacional de Justicia) pues ahí nos veremos”, destacó.

Ahora bien, no se puede vivir aislado de lo que suceda o se diga en el país fronterizo, reconoce el canciller, pero se debe discernir de lo realmente importante en lo banal. “Siempre seremos vecinos y estaremos dispuestos al diálogo.

”Ellos no han querido, les hemos dicho que si quieren hablar de Isla Portillo lo haremos con mucho gusto, si cumplen las órdenes de la Corte hablamos, pero no han querido. En relación con Guanacaste, está muy claro, ellos tienen que acatar el tratado que firmaron en 1858”, concluyó.