Última Hora

La piel está formada por tres capas. La más superficial se denomina epidermis, la capa media dermis, y la capa profunda hipodermis. El fango termal favorece la regeneración de la epidermis.

Ya que ayuda a la piel a regenerarse el fango es capaz de hacer que la piel se conserve saludable y joven, de adentro hacia afuera.

El fango que se utiliza en la terapia actúa como estimulante, no solo depurando y sanando la piel, sino incluso favoreciendo la expulsión del ácido úrico.

Actúa intensamente en las pieles que tienen los poros muy dilatados, como inigualable astringente, eliminando el exceso de gratitud y sellando los poros.

Dependiendo de cada caso puede utilizarse en las diferentes etapas del acné.