Última Hora

Cuando hablamos de mascotas, de inmediato pensamos en gatos, perros, iguanas, conejos, hámster y para los más excéntricos, tal vez una serpiente o hasta una tarántula.

Pero ¿qué pensaría si le digo que hay una muchacha que decidió tener un búfalo de más de 1.300 kilos como mascota?

Esta es la historia de César y su tonelada de puro amor.

Nació en su finca en Puriscal, hace 6 años y la estrella de su pueblo.

En cualquier exhibición que llega, todos quieren una foto con Cesar.

Los búfalos también conocidos como búbalos, son originarios de Asia, dependiendo de la raza, su uso puede ser para leche, carne o trabajo.

Su dueña, Florya, es una estudiante de veterinaria, de ahí su amor por los animales.