Última Hora

Internacional

EEUU dice que el mundo no puede dejar que Assad use armas químicas

Estados Unidos dejó en claro el viernes que castigará al presidente sirio, Bashar al-Assad, por lanzar un "brutal y flagrante" ataque con armas químicas que según un reporte reciente...

Agencia Reuters Hace 9/2/2013 9:47:00 AM

Estados Unidos dejó en claro el viernes que castigará al presidente sirio, Bashar al-Assad, por lanzar un "brutal y flagrante" ataque con armas químicas que según un reporte reciente causó la muerte a más de 1.400 personas en suburbios de Damasco la semana pasada.

"No podemos aceptar un mundo en que civiles, mujeres y niños inocentes sean envenenados con gases en una escala terrible", dijo el presidente Barack Obama a periodistas en la Casa Blanca.
El mandatario dijo que Estados Unidos todavía estaba en el proceso de planificación de una respuesta militar "limitada, estrecha" que no involucraría "soldados en terreno" ni un cronograma ilimitado.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo por su parte que es esencial impedir que Siria quede impune por el ataque, en parte como una señal para cualquiera que en el futuro considere emplear armas químicas.

"La historia nos juzgará de una forma extraordinariamente severa si hacemos la vista gorda ante el uso sin sentido de armas de destrucción masiva por parte de un dictador", sostuvo Kerry en un comunicado.

Luego de que Francia confirmara el viernes su apoyo para una respuesta militar contra las fuerzas de Assad, los comunicados de Obama y Kerry parecieron reforzar la resolución de un ataque estadounidense, pese a la votación negativa del Parlamento británico que dejó a Washington sin uno de sus mayores aliados.

El momento del ataque, posiblemente con misiles de crucero de la Marina estadounidense cuyos buques están desplegados en el este del Mediterráneo, no estaba claro, pero es poco probable que ocurra antes de que los expertos de la ONU dejen Siria el sábado tras su investigación en torno al uso de armas químicas.

Kerry dijo que "si un rufián y un asesino como Bashar al-Assad puede envenenar con gases a miles de civiles de su propio pueblo con impunidad", establecería un mal ejemplo para otros, como Irán, Hezbollah y Corea del Norte.

El ministro de Relaciones Exteriores de Siria dijo que las acusaciones de Kerry eran un "intento desesperado" para justificar una posible agresión y negó los cargos sobre uso de gases nerviosos contra sus propios civiles.

Obama indicó además que el ataque con armas químicas de la semana pasada cerca de Damasco amenazaba a la seguridad de aliados estadounidenses como Israel, Turquía y Jordania.

REPORTE INTELIGENCIA EEUU
Kerry mencionó evidencia que, según dijo, muestra que las fuerzas de Assad estuvieron detrás del ataque del 21 de agosto y el Gobierno de Estados Unidos divulgó un reporte de inteligencia al mismo tiempo que ofrecía muchos de los detalles.

El reporte señaló que el ataque del 21 de agosto mató a 1.429 civiles sirios, incluidos 426 niños.
La información de inteligencia recabada para el informe incluyó comunicaciones interceptadas de un importante funcionario estrechamente ligado al ataque, además de otros datos a partir de contactos humanos, señales e inteligencia satelital, según el documento de cuatro páginas.

Kerry sostuvo que el próximo reporte de los inspectores de la ONU sólo confirmaría el uso de armas químicas y dejó en claro que no cambiaría la percepción de Washington puesto que "el esperado obstruccionismo de Rusia" haría imposible que Naciones Unidas tome acciones al respecto.

"La pregunta básica ya no es realmente qué haremos nosotros, sino "Qué haremos - colectivamente - en el mundo al respecto?", declaró.

Las fuerzas de Assad dispararon el viernes una serie de cohetes hacia uno de los suburbios de Damasco donde ocurrió el ataque con gases la semana pasada, en otro intento por capturar el sector estratégico antes de cualquier ataque del exterior, dijeron activistas de la oposición.

Unidades de elite apoyadas por tanques avanzaron desde dos direcciones hacia el suburbio de Mouadamiya, unos 8 kilómetros al oeste de Damasco, junto a una carretera que lleva a los Altos del Golán, un territorio ocupado por Israel.

Sin embargo, las tropas sirias hallaron una fuerte resistencia de dos brigadas rebeldes en la localidad, agregaron los activistas.

NUEVAS ALIANZAS
La decisión sobre el momento en que se produciría un avance en Siria podría complicarse por la partida de Obama el martes a última hora a Suecia y a una reunión del G-20 en Rusia.

Kerry y Obama hicieron declaraciones el día después de que el primer ministro británico, David Cameron, fracasara en su intento por obtener el apoyo del Parlamento para una acción militar en Siria.

El presidente francés, François Hollande, dijo al diario Le Monde en una entrevista que seguía apoyando la adopción de una medida "firme" para castigar un ataque que dijo había causado daño "irreparable" al pueblo sirio, y agregó que trabajaría estrechamente con los aliados de Francia.

Hollande no está limitado por la necesidad de aprobación legislativa en cualquier medida para intervenir en Siria y si lo quisiera podría actuar antes de que los parlamentarios franceses debatan el asunto el miércoles.

Un funcionario del despacho de Hollande dijo que el presidente habló con Obama por unos 45 minutos el viernes y que ambos "mostraron una enorme determinación ante la crisis".

Gran Bretaña ha sido tradicionalmente el aliado militar de Estados Unidos más confiable.
No obstante, la derrota de una moción del Gobierno de Londres puso de relieve los fantasmas sobre los errores cometidos por el país europeo al decidir unirse a Washington en la invasión a Irak en 2003.

Sondeos muestran que el público estadounidense rechaza mayormente una acción militar y de hecho el jueves algunos legisladores dijeron que no estaban convencidos sobre la idea.

Un sondeo de Reuters/Ipsos publicado el viernes mostró que el 53 por ciento de los consultados esta semana considera que Estados Unidos debe mantenerse fuera de la guerra civil siria, en comparación al 60 por ciento de la semana previa. Un 20 por ciento dijo que Washington debe tomar acciones, por encima del 9 por ciento de la semana anterior.