Última Hora

La Copa Oro tuvo por primera vez en sus 15 años de historia un partido fuera de Norteamérica y en este caso se realizó en suelo costarricense.

Pese a que la noticia alegró a muchos ticos por ser sede por primera vez del máximo evento de la Concacaf, el juego ante Nicaragua de este domingo estuvo lejos de lo esperado por parte de la Fedefútbol pues ante los pinoleros se registró una taquilla de apenas 19.140 personas y de ellas solo 13 mil pagaron su boleto.

Así lo indicó el presidente Rodolfo Villalobos en su llegada a Frisco, Texas para el segundo partido ante Bermudas.

“En realidad, no se cumplió con la expectativa. Fueron 19 mil personas, pero pagando apenas fueron alrededor de 13 mil y un poco más. La expectativa era tener el estadio lleno, pero yo creo que hay que estar agradecidos, pues estábamos muy bajos a mitad de semana y durante la semana hicimos una gran campaña para apoyar a la gente.

“Al final los que fueron disfrutaron de un buen juego y la Selección mostró una cara diferente y tenemos que elevar el juego conforme avance el torneo”, mencionó el jerarca.  

Villalobos explicó que las expectativas para el certamen son altas, pero no se exige el título como muchos piensan.

“La eliminatoria siempre será lo más importante, pues es lo que coloca a la Selección en una esfera mundial, pero esta es una deuda pendiente es el torneo de la zona y siempre es importante hacer un buen torneo”, añadió el presidente.

La Sele llegó a Frisco, Texas este lunes luego de un largo periplo de seis horas y arribó a su hotel de concentración a las 11 p. m., hora local.

**Colaboró el periodista de Teletica Radio, Eduardo Castillo**