Última Hora
Nacional

Población LGTBI no tendrá servicios sanitarios específicos en centros educativos del MEP

Respetar el nombre, la vestimenta y el uso del servicio sanitario que corresponda al género con el cual se autodefina el estudiante es parte del protocolo para la atención del bullying contra la población LGTBI

MAY 20 2019 Julio Naranjo

La implementación del protocolo para la atención del bullying contra la población LGTBI no contempla cambios significativos en el uso y la rotulación de los servicios sanitarios en los diferentes centros educativos del país.

En el Ministerio de Educación Pública (MEP) señalan que el objetivo de este protocolo es generar un marco de derechos que cubren la lógica nacional e internacional para garantizar que la población LGTBI no sea parte de procesos discriminatorios. 

Una de las medidas que deberá adoptar el personal de las instituciones es respetar el nombre, la vestimenta y el uso del servicio sanitario que corresponda al género con el cual se autodefina el estudiante. 

Sin embargo, la normativa en las baterías sanitarias aplicará únicamente para la población trans, que son personas que tienen la convicción y se identifican con el género opuesto a su sexo biológico. 

Pero la entrada en vigencia del protocolo no genera cambios en las baterías sanitarias, las cuales se seguirán rigiendo por la identidad de género: hombres y mujeres. 

“La idea es que si su identidad de género es de mujer que pueda hacer uso de los baños de mujer y si su identidad es de hombre que pueda hacer uso de los baños de hombre”, señaló la Directora de Vida Estudiantil del MEP, Katia Grosser. 

Para validar sus respectivos derechos, las personas trans deberán comunicar su situación a las autoridades educativas e iniciar con el proceso legal para su respectivo cambio de identidad.

“Es un proceso que va paso a paso, no es abrupto y requiere del acompañamiento del centro educativo para garantizarle su protección”, argumentó Grosser.

Por otra parte, en caso de que la institución no tenga las condiciones para la protección de personas trans, se les deberá gestionar un permiso para usar el servicio sanitario del personal docente.

En el MEP señalan que éste protocolo para la atención del bullying contra la población LGTBI beneficia a todos los ciudadanos.

“Insistimos en que una broma que produce dolor deja de serlo para convertirse en una agresión”, señala Katia Grosser, Directora de Vida Estudiantil del MEP.

Argumenta que en nuestro país se tuvieron épocas de mucha aceptación y normalización de las conductas de bullying en contra de ciertas poblaciones, pues muchas se consideraban como parte de la cultura de los jóvenes. 

“Todos nos vemos beneficiados si trabajamos en la defensa de los Derechos Humanos y la no discriminación, el protocolo brinda la formación integral de los estudiantes”, concluyó la experta. 


¿Qué opinas de esto?

Más recientes

Mi Reporte

Ver todos