Última Hora

El Presidente de la República, Carlos Alvarado, visitó al guardaparques que recibió un impacto de bala producto de un enfrentamiento contra presuntos narcotraficantes el sábado anterior en la zona de control de playa Llorona, en Osa, Puntarenas. Sin embargo, el puesto que fue considerado como peligroso, siguen en precarias condiciones.

Como lo dijo Grettel Vega, directora del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), los puestos de control de Playa Llorona y Corcovado son consideradas ¨zonas calientes¨, es decir, con el mayor foco de narcotráfico en el país.

Vea también: Directora de SINAC reconoce faltas que denuncia el sindicato pero anuncia prontas soluciones

Para muestra de ello, el sábado anterior un semisumergible encalló en playa Llorona con 81 bultos de aparente cocaína, situación que obligó al guardaparques a enfrentar a los sujetos, lo que provocó que el funcionario recibiera un impacto de bala en su abdomen.

Pese a este conocimiento, las instalaciones en las que tienen que vivir y trabajar los guardaparques dejan ver, a simple vista, una urgente necesidad de atención para mejorar las condiciones de los funcionarios, seguridad e incluso de las necesidades más básicas.  

La directora del SINAC afirmó este martes a Teletica.com que las primeras intervenciones para mejorar las condiciones de los guardaparques se han traducido en mejoras a las viviendas, equipo de menaje e indumentaria, ayuda que, sin duda, ha pasado muy de lejos de playa Llorona.

Roberto Molina, secretario general de SITRAMINAE, sindicato que alega por los trabajadores del ministerio, indicó que este miércoles tendrá una reunión con el ministro en ejercicio, Rolando Castro, donde se solicitaran mejores condiciones.