Última Hora
Ciclismo

Andrey Amador aportará experiencia y resguardo en un Giro que le llega por sorpresa

Mientras comparte con su familia los últimos días en España, el ciclista costarricense brinda una amplia entrevista a Teletica.com en la que describe las sensaciones previo a la que sigue considerando como su competencia favorita

MAY 08 2019 Julio Naranjo

No son uno ni dos… Andrey Amador se prepara para participar por sétima ocasión en el Giro de Italia, su competencia favorita, la de momentos memorables.

Este año el llamado lo tomó por sorpresa tras la lesión de Alejandro Valverde, figurón del ciclismo con el que no caben las comparaciones, ya que su planificación estaba enfocada en el Tour de Francia, objetivo que mantiene en mente.

Complacido con la convocatoria de los directores del Movistar Team, el orgullo de los pedales ticos llega a aportar galones de experiencia y resguardo desde su acostumbrado rol de gregario, el cual se medirá en función de lo que logre el capo Mikel Landa.

Días inolvidables como la victoria en Cervina en 2012 o aquel histórico 2016 en el que se enfundó la maglia rosa de líder, los deja ahora a la suerte y lo que pueda ocurrir en competencia.

Mientras comparte con su familia los últimos días en España, lugar de residencia, Amador brinda una extensa entrevista a Teletica.com en la que describe sus sensaciones previo al arranque de la competencia el próximo sábado en Bolonia.

¿Cómo se prepara para su sétimo Giro de Italia?

Estoy contento. El llamado fue un poquito precipitado porque no lo tenía en el calendario. Lastimosamente hubo dos bajas en el equipo y al final el director me planteó estar en el Giro. No he corrido casi nada, estoy fresco para una carrera larga de tres semanas, la cual siempre me ha gustado.

¿Sigue considerando el Giro como su competencia favorita?

Por supuesto. El Giro de Italia es la carrera en la que siempre he llegado bien, la de buenos resultados y la que me ha respetado en el tema de lesiones y caídas. La verdad es que le tengo mucho cariño y apego. Este año voy diferente, no he hecho altura, pero estoy motivado y contento a ver qué pasa.

¿Dónde podría verse reflejada su experiencia? ¿Qué cosas hace o dejó de hacer si se compara con el Andrey que debuto en 2010?

En la madurez, ya con tantos años uno conoce cuál es la mejor manera de llegar a este tipo de competencias. En una carrera de tres semanas y lo principal es estar a tope físicamente y bien descansado.

¿Existe aún la espina por ganar una etapa o se mentaliza únicamente en el trabajo de equipo?

De la experiencia también he aprendido que la carrera puede dar tantas vueltas, hay tantas circunstancias que a veces incluso puede haber una opción. Realmente ahorita pienso en el trabajo grupal, soy un corredor más que todo de apoyo para los grandes líderes, soy uno de los de más experiencia en el equipo.

¿Qué Andrey esperamos para esta edición 2019 del Giro?

Voy a ser un corredor de apoyo para los grandes líderes, también combativo. Espero llevar la bandera de Costa Rica a lo más alto y espero que puedan disfrutar del Giro, una de las carreras que me ha dado cosas bonitas a mí.

Pablo Lastras, uno de los directores deportivos de su equipo, lo describió a usted como el “repuesto excepcional” de Alejandro Valverde, ¿usted se considera así?

Hay que guardar mucho las distancias con lo que es Alejandro y lo que soy yo, no hay comparación. Quizás solamente adornó sus palabras. En realidad, buscaban un corredor todoterreno, que pueda ir bien en el plano, en la media montaña y hasta en el alta. Si estoy en forma puedo estar cerca de los mejores. También tengo mucha compenetración con Mikel Landa y Richard Carapaz, que son corredores que vienen en excelente estado de forma y son claramente los líderes.

¿Es difícil llenar los zapatos de Alejandro Valverde?

Alejandro venía con la misma opción de la que yo le estoy hablando, llegaba al Giro sin presión para apoyar a Mikel, es un corredor que disfruta de cualquier carrera porque ha alcanzado el éxito prácticamente en todo. Ahora su vacío me tocó llenarlo a mí, pero somos corredores totalmente diferentes. A los líderes les puedo dar mucha tranquilidad y confianza, los puedo guiar bien en este tipo de carreras, la conozco muy bien y puedo aportar mucho al equipo.

¿Siente presión por respaldar a Mikel Landa en momentos claves de la competencia?

Por supuesto. Una de mis responsabilidades es que ellos vayan siempre bien colocados. Si no se logra, el líder podría perder tiempo y ahí es donde nos sentimos más culpables nosotros que el mismo corredor que perdió el tiempo. Igual, cuando aportamos nuestro trabajo y el líder no responde, nos sentimos tranquilos. A estas edades se va más tranquilo.

Recuerdo la etapa 19 del Tour de Francia anterior donde usted realiza un trabajo de sacrificio para Landa, ¿en esto consistirá su labor?

Es un ejemplo. Ese día había bastante montaña y nos metimos en la escapada para que luego Mikel atacara. El ciclismo es muy táctico y es tan importante a veces los ganadores en cada equipo como los que les toca hacer el trabajo de sacrificio.

¿Qué características tiene Mikel Landa como líder de filas?

Tiene muchísimo talento y juventud. Llega al Giro en un altísimo estado de forma, con pocos días de competición, algo que es muy importante en este tipo de carreras. Ya ha demostrado su calidad en grandes competencias y podría terminar de destaparse en este Giro de Italia.

¿Tuvo pensado hacer pretemporada en Costa Rica como anteriores años?

No, como no tenía programado el Giro de Italia pensaba hacer la altura en Andorra, cerca de España, un país que tiene muchísima montaña. No pensaba ir a Costa Rica.

Más que todo por temas familiares, mi hija, que por 25 días va a ser difícil verla. También aquí tenemos esa tranquilidad vial y la seguridad, aunque de corazón me encantaría entrenar en Costa Rica.

Si luego lo convocan al Tour, por sus experiencias anteriores ¿es bueno participar en dos competencias tan exigentes?

Yo lo hice en el 2017 y la verdad es que en el Tour de Francia lo pagué bastante a nivel negativo. Pero si uno termina el Giro y ya sabe que irá al Tour, ya sé lo que tengo que hacer para llegar de la mejor manera.

Así es como lo tengo mentalizado, la idea es terminar el Giro y luego prepararme para el Tour. Ahí tendría una semana para desconectarme, otra para un descanso activo y la última con entrenamientos específicos, así espero llegar de la mejor manera.

¿Qué opinas de esto?

Más recientes

Mi Reporte

Ver todos