Última Hora

Noticias

Muere una española monja imputada en un caso de bebés robados

Una monja española de 87 años, Sor María Gómez Valbuena, primera y única persona hasta ahora imputada en el vasto escándalo de bebés robados en España, ha muerto, informó este jueves una port

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

Una monja española de 87 años, Sor María Gómez Valbuena, primera y única persona hasta ahora imputada en el vasto escándalo de bebés robados en España, ha muerto, informó este jueves una portavoz del convento de Madrid donde residía.

Preguntada por las informaciones de prensa sobre la muerte de Gómez Valbuena el martes, una portavoz del convento de la Congregación de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul se limitó a responder "efectivamente, pero no tenemos más información".

El 18 de enero pasado, la justicia española pospuso su comparecencia ante un juez "por razones de salud" cuando iba a declarar sobre un segundo caso de bebés robados, en el que fue acusada por una madre, Purificación Betegón, de haberle arrebatado sus gemelas nacidas en 1981 en Madrid.

Sor María había declarado una primera vez ante la justicia el 12 de abril de 2012 en el marco de otra investigación sobre el robo de otra bebé en 1982 en la clínica Santa Cristina de Madrid, donde prestaba sus servicios.

La madre de la niña, María Luisa Torres, es una de las pocas en haber recuperado a su hija en 2011, acusaba a la religiosa de haberle robado la niña después de que aceptara entregársela temporalmente a cambio de un pago hasta que se encontrara en una situación financiera más holgada.

El procedimiento contra Sor María ha terminado, "pero la investigación continua evidentemente", afirmó a la prensa el abogado de Purificación Betegón. "Hay otras investigaciones en este juzgado y estamos esperando un poco a ver si desembocan en otras inculpaciones", añadió.

El escándalo de los bebés robados salió a la luz en 2010, con los primeros testimonios de adultos que rompieron el velo de silencio sobre el asunto.

Según distintas asociaciones, se han presentado unas 1.500 denuncias en toda España. Una de estas organizaciones, Anadir, considera que unos 300.000 bebés pudieron ser robados durante la dictadura de Franco (1939-1975) y hasta los primeros años 80 en España, que no contó con una ley de adopciones hasta 1987.

Ante este escándalo, las autoridades han tomado medidas encaminadas a favorecer las búsquedas de las familias, como la exhumación de cuerpos de supuestos familiares.