Última Hora

Noticias

Gerente del Banco Nacional tenía deudas que superaban los 27 millones de colones

A Juan Carlos Quesada, los 378 millones de colones le pudieron haber parecido la única salida a sus problemas económicos.

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

A Juan Carlos Quesada, los 378 millones de colones le pudieron haber parecido la única salida a sus problemas económicos.

Una respuesta que él mismo se dio ante la negativa del Banco Nacional, luego de varias solicitudes hechas para un cambio de puesto y una "adecuación de deuda".

Y es que según consta en correos electrónicos enviados por Juan Carlos a María Laura Quirós Acuña, le explicaba sobre su difícil situación personal y familiar, sobre la necesidad de una ayuda en su deuda, para no tener que marcharse de la institución.

Pero según los correos, Juan Carlos nunca recibió una respuesta por parte de la directora de recursos humanos de la empresa.

Pero ese silencio no fue solo para él, también lo fue para una de las psicólogas del departamento quien el 9 de marzo y el 30 de julio del 2012, solicitó que al gerente se le realizara un cambio urgente de puesto.

Según esa recomendación, Quesada sufría una fuerte depresión y sus problemas económicos lo estaban consumiendo, por lo que el hombre era una bomba de tiempo.

En un correo que recibió Juan Carlos de parte de Rolando Torres, el director regional de crédito, debía más de 27 millones y medio de colones a varias entidades crediticias, entre esas el Banco Popular y Nacional.

En el estudio para poder adecuarle la deuda, Torres le dice que tendría que cancelar hasta 300 mil colones mensuales para poder bajar la deuda por un plazo de 30 años. Pero él no era capaz de cancelar ni siquiera ese monto, a pesar de que su salario sí lo permitía.

Porque el ingreso que reportaba después de todos los pagos, era de 90 mil colones, monto con el que tenía que mantenerse económica.

Incluso, el mismo gerente de crédito le aconseja a título personal que debe de organizarse financieramente para no contraer nuevo endeudamiento.

Según la psicóloga, casos como el de Juan Carlos no son únicos, y la respuesta a sus recomendaciones ha sido la misma, silencio total.