Última Hora

Como ya había informado Telenoticias a inicios de semana, hay una sociedad anónima que mantiene un ligamen con la estructura del cartel de Sinaloa desarticulada el sábado anterior tras allanamientos en Escazú y Alajuela.

Edgar Gilberto Pérez Payan, uno de los detenidos, tras la investigación del OIJ de Alajuela y la Fiscalía, aparece como fiscal de la sociedad anónima Inversiones Castro e hijos de Baja California, vinculada a altos mandos del antiguo cartel de Sinaloa, ahora llamado cartel del Pacífico.

En esa misma sociedad anónima como presidente aparece José Luis Castro Gastelum, como tesorero Jose Luis Castro Cabanillas, y como secretario Edgar Castro Cabanillas.

Los tres están acusados en los Estados Unidos desde el 2015 por narcotráfico, como consta en esta acusación de la corte del distrito este de Michigan.

En la misma se detalla que trasegaban importantes cantidades de cocaína hacia varias partes de los Estados Unidos.

La acusación tiene fecha del 4 de junio del 2015.

Los tres han estado en Costa Rica, según certificación de la Dirección de Migración y Extranjería.

La Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional los ha consultado con autoridades mexicanas en los últimos años.

Pero llama la atención como estos mexicanos ingresaron a Costa Rica y además adquirieron propiedades en Puntarenas, las cuales están a nombre de la sociedad Inversiones Castro e hijos de Baja California.

En uno de los terrenos de Puntarenas funcionaba, hasta hace poco, tiempo un restaurante y casino.

A criterio de las autoridades de inteligencia, no es normal que altos mandos de los carteles mexicanos ingresen a Costa Rica y mucho menos conformen sociedades comerciales.

El caso fue trasladado a las autoridades judiciales.