Última Hora

Su trabajo ya es complicado, no es cualquiera quién tiene la vocación para educar.

Como si fuera poco Jonathan es no vidente, desde hace años sufre de una enfermedad genética que lo dejó sin ver.

Aun así él no le puso peros a la vida, fue candidato a diputado, tiene una academia de música, dos hijos, esposa y da clases con mucho amor a sus estudiantes.

Advertencia: el reportaje contiene imágenes oscuras e incluso al comienzo no se ve nada pues queremos que usted se traslade a la vida de él.