Última Hora

La estadounidense Serena Williams, exnúmero 1 mundial que está luchando por recuperar su nivel después de ser madre, tuvo que esforzarse para avanzar este jueves a tercera ronda en Roland Garros, a la que Rafa Nadal y Juan Martín Del Potro llegaron con paso firme y sin temblar.

La pista central Philippe Chatrier fue el escenario en el que Serena Williams cerraba la jornada, cuando la noche comenzaba a llegar y con ello la falta de luz, pero la jugadora norteamericana, con su llamativo atuendo de "superheroína", pudo sobrevivir ante la australiana Ashleigh Barty, 17ª del mundo, a la que superó por 3-6, 6-3 y 6-4, después de una hora y 47 minutos de juego.

Serena Williams celebró su victoria con los brazos elevados al cielo de París, consciente de haber logrado un gran triunfo ante una rival muy incómoda, que no se lo puso fácil en ningún momento.

Era apenas el sexto partido individual del año en el circuito para la veterana de 36 años, ganadora de 23 torneos del Grand Slam, y que ha caído por debajo del 450º puesto mundial tras su embarazo y maternidad del pasado año, además de sus pocos partidos de este 2018.

"Cuando perdí el primer set me dije que tenía que hacer algo más. ¡Y entonces apareció Serena!", celebró.

Con su emocionante partido compartió protagonismo este jueves con el español Rafael Nadal, número 1 mundial, que en su camino hacia la 'Undécima' corona en Roland Garros tuvo una segunda ronda muy tranquila, con un 6-2, 6-1 y 6-1 sobre el argentino Guido Pella (78º).

"Estoy yendo día a día. Estoy feliz por cómo van las cosas y por cómo fue todo esta tarde. Jugué un partido sólido y he mejorado el nivel", estimó Nadal.

El mallorquín se mostró más contundente que en la primera ronda contra el italiano Simone Bolelli (130º), que estuvo cerca de ganarle un set.

Con los tres que ganó Nadal este jueves, elevó a 32 su racha de mangas ganadas en Roland Garros, donde no pierde una desde los cuartos de final perdidos ante Novak Djokovic en la edición de 2015.

El siguiente desafío será un jugador local, Richard Gasquet (32º).

Lesión superada

También transmitió muy buenas sensaciones en la segunda ronda Juan Martín Del Potro, sexto jugador mundial, que se impuso en tres mangas en la central al veterano francés Julien Benneteau (62º) por 6-4, 6-3 y 6-2.

Además de la victoria, 'Delpo' pudo celebrar que sigue sintiéndose bien, después de haber llegado a este torneo en duda por una lesión en el aductor izquierdo.

"Me encontré mejor, voy cada vez mejor. Pude resbalar más, pude correr más. Esto me da tranquilidad. Voy mejorando día a día y el sábado tengo un nuevo partido para seguir sintiéndome bien", celebró Del Potro en su conferencia de prensa posterior al partido.

El tenis argentino ya tiene apenas dos bazas en los cuadros principales de este Roland Garros.

Además de Del Potro, continúa adelante Diego Schwartzman, duodécimo del mundo y que también ganó con autoridad, en su caso por 6-1, 6-3 y 6-1 al checo Adam Pavlasek (185º).

Del Potro jugará en tercera ronda contra el español Albert Ramos (36º) y Schwartzman contra el croata Borna Coric (40º), por lo que las cosas empiezan a ponerse serias.

Por su parte, el austríaco Dominic Thiem (8º), el único que ganó a Nadal este año en tierra batida, derrotó al prometedor griego Stefanos Tsitsipas (39º) por 6-2, 2-6, 6-4 y 6-4, en un partido que había sido interrumpido el miércoles y que acabó este jueves.

La rumana Simona Halep (1ª del mundo), la española Garbiñe Muguruza (3ª) y el croata Marin Cilic (4º) fueron otros de los jugadores que se clasificaron este jueves a tercera ronda.

Entre las víctimas destacó el joven canadiense de 19 años Denis Shapovalov (25º), presentado por los expertos como una de las futuras superestrellas del tenis, que se estrelló en segunda ronda contra el alemán Maximilian Marterer (70º).