Última Hora

Los jugadores de la selección argentina, liderados por su capitán Lionel Messi, emprenden viaje la noche del miércoles hacia Barcelona, adonde ultimarán los preparativos hacia el Mundial de Rusia, tras recibir un fuerte aliento en su despedida de la afición albiceleste.

Centenares de hinchas, muchas familias, vestidos con sus camisetas blancas y celestes y agitando grandes banderas se convocaron frente al predio de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) en Ezeiza (30 km al sur de Buenos Aires) para despedir a la selección de Jorge Sampaoli.

El plantel viajó en un vuelo charter y llegó en horas de la tarde a Barcelona. 

En el predio de la AFA, sede de los entrenamientos del equipo en las últimas semanas, los jugadores recibieron antes de la partida la visita del mandatario Mauricio Macri, quien había dicho que iría a Rusia para el Mundial, aunque los planes cambiaron debido a la crisis económica que atraviesa Argentina.

"Nos vamos llenos de la buena energía y las vibraciones que la gente nos brindó en todo este tiempo que estuvimos aquí", le dijo Messi a Macri quien fue a despedirlos acompañado por su hija Antonia, de seis años, según un comunicado de Presidencia.

Medio millar de hinchas esperaron varias horas para vitorear y saludar con bocinas la salida del autobús que trasladó al equipo los cinco kilómetros que separan el predio de la AFA del aeropuerto internacional.

El martes, la afición argentina se entusiasmó en el mítico estadio la Bombonera con una tripleta de Messi en el triunfo 4-0 frente a Haití, un adversario débil que sólo dio marco a una emotiva despedida, distinta a la poca empatía que despertaba esta selección durante las eliminatorias.

El partido "sirvió para dar un aspecto de dominio y de control. El juego fue positivo, lo otro se verá con Israel que va a ser mucho más exigente", declaró Sampaoli a la prensa al llegar este miércoles al predio de la AFA.

La 'Albiceleste' enfrentará el 9 de junio a Israel en Jerusalén, donde el plantel permanecerá tres días por contrato, una visita que despertó polémica en Argentina por la situación política en Medio Oriente.

"No soy yo el que decide cuándo y contra quién jugamos", dijo el entrenador el martes en rueda de prensa al señalar que habría preferido quedarse en Barcelona hasta el final para la preparación y evitar otra escala antes de la Copa del Mundo.

Los argentinos debutarán en Rusia-2018 el 16 de junio frente a Islandia por el Grupo D que integran también Croacia y Nigeria.