Última Hora

Crece el número de países que deciden poner impuestos a bebidas azucaras con el fin de contrarrestar la obesidad infantil, y en Costa Rica ya se han tomado las primeras acciones para prevenir el sobrepeso que afecta a 34 de cada 100 niños.

El consumo de bebidas con un elevado contenido de azúcar es nocivos para la salud, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por eso desde el año 1981 países como Noruega, Australia, Finlandia, Francia y Hungría decidieron utilizar los poner impuestos a las bebidas azucaradas con el fin de contrarrestar la obesidad principalmente en niños.

Ese impuesto es de hasta un 20%.

¿Pero qué se está haciendo en Costa Rica?

Las acciones más fuertes las ha liderado el Ministerio de Educación Pública (MEP).

Primero con la implementación del reglamento que prohíbe vender comida chatarra en sodas escolares y ahora con un cambio en el menú de los comedores.

Conscientes de las consecuencias en el consumo de azúcar, el MEP también eliminó el fresco, ahora los estudiantes almuerzan con agua.

Medidas sencillas en el hogar pueden prevenir este problema.

Estudios demuestran que un niño o adolescente con sobrepeso tiene una alta probabilidad de padecer esta condición durante toda su vida.