Última Hora

La policía de tránsito recuerda a los conductores que la ciclovía no es ni una parada de taxis, ni un carril de motos y, mucho menos, un parqueo.

La advertencia es porque todos los días los ciclistas encuentran obstáculos en su camino cuando utilizan la ruta exclusiva de bicicletas.

Así lo evidenció Rolando Alvarado, un ciclista que hizo el recorrido completo entre la UCR y La Sabana.

En el video adjunto se aprecia la experiencia que viven muchos de ellos diariamente.

En otras partes, lo que pasa es que vehículos estacionados en zonas prohibidas obligan a los conductores a invadir parcialmente el carril de bicicletas.

La Policía de Tránsito promete controles más estrictos para asegurar el paso libre a todos los ciclistas.