Última Hora

En el barrio Lámparas de Alajuelita hay una casa muy especial.

A simple vista parece nueva y moderna pero tiene la particularidad: se construyó con bloques de plástico 100 por ciento reciclado.

Es decir 7.5 toneladas de botellas y envases están aquí y no en basureros, calles, ríos y mares.

Cindy Mora, la beneficiaria, ahorró 9 años para comprar el lote. Le donaron los materiales y la mano de obra que estuvo a cargo de colaboradores de una empresa privada.

Cindy trabaja como miscelánea y vive con su hijo Fabrizio de 6 años.

Para recibir un beneficio como este se valora la  condición socioeconómica de la familia y que tenga un terreno apto para construir.