Última Hora

Con un doblete Gareth Bale, uno de ellos una chilena de leyenda, el Real Madrid derrotó 3-1 al Liverpool en un tremendo partido y logra así la décimo tercera Champions League de su historia.

El partido fue un choque vibrante entre dos equipos en sus mejores condiciones y al final se decantó a favor merengue tras dos graves errores del portero inglés Karius.

Liverpool le robó la pelota al Madrid desde el inicio y lo ahogó en su propia cancha y fue gracias a un atento Keylor Navas, con dos intervenciones al 7’ y 23’, que los merengues siguieron con su valla invicta.

Todo el buen partido de los ingleses se vino al suelo al abandonar Mohamed Salah el terreno de juego al minuto 29’ por una lesión tras una caída con Sergio Ramos.

El egipcio se marchó desconsolado con lágrimas en los ojos.

Misma situación sufrió el Madrid al perder a Dani Carvajal quien tras arrastrar una lesión no aguantó y abandonó entre lágrimas.

Con la salida de ambos jugadores se equipararon las cosas y no fue hasta el 50’ que el portero Karius cometiera el error más tonto de su carrera.

El guardameta le pegó el balón en los pies de Benzema que con astucia aprovechó para marcar el 1-0.

La respuesta vino cuatro minutos después con Sadio Mané quien logró cazar un balón en el área chica para desviar el balón con la punta del zapato y poner el 1-1.

Pero luego apareció la magia en Kiev. Gareth Bale ingresó de cambio, tocó un par de pelotas y a la tercera se volcó de forma magistral y sin dejar caer el balón logró una chilena que pasará a la historia para el 1-2 del partido.

El estadio aplaudió de pie la acción del galés, quien se reivindica tras una temporada de poca participación.

Más tarde el propio Bale lanzó un trallazo al arco y otra vez Karius volvió a trastabillar y soltó el balón para el 3-1 definitivo al 82’.

Así cerró su mala noche el portero alemán quien quedó como el principal enemigo de la final. 

El Real Madrid logra así el tricampeonato de Champions League seguido, la tercera para Zinedine Zidane y todo ello con un costarricense como protagonista: Keylor Navas.

Siga las principales incidencias del juego acá: