Última Hora

Con la declaración de cuatro testigos concluyó el primer día de juicio contra un hombre acusado de asesinar y calcinar a su esposa.

La Fiscalía atribuye a Ronaldi Sequeira Duarte, de 32 años, el homicidio de Mariana Leiva Fernández, ocurrido el 5 de marzo anterior en el residencial El Río en el barrio Capullín de Liberia.

Tras el crimen el hombre incendió la casa en la que vivió durante casi cinco años con la víctima de 36 años.

Previo a iniciar el debate la defensa intentó que el juicio se tramitara por la vía ordinaria y no mediante flagrancia, es decir, un procedimiento más breve que el habitual.

Los defensores de Sequeira Duarte alegaron que existían pruebas que debían practicársele al sujeto, como por ejemplo una para determinar si el día de los hechos actuó bajo los efectos de la droga y el alcohol, pues asegura ser adicto.

La Fiscalía se opuso a la propuesta de la defensa y argumentó que se trataban de técnicas para retrasar el juicio.

Luego de sortear las trabas jurídicas, el tribunal ordenó el inicio del debate.

El primero en declarar fue un vecino de la pareja, quien afirmó que al ver el incendio pensó que se trataba de una quema de bolsas.

Dos oficiales de la Fuerza Pública también declararon, uno de ellos fue quien recibió en la delegación al imputado cuando se entregó minutos después del feminicidio.

En la sala de juicio la familia de Mariana siguió de cerca todo lo que ocurrió el primer día del debate.

Un sabor agridulce los embargo pues tenían la expectativa de que se tramitaría de forma más expedita.

El tribunal suspendió el juicio hasta la 1:30 de la tarde de este viernes cuando recibirán más testigos de la Fiscalía.