Última Hora

Este jueves el presidente Carlos Alvarado firmó la ley que convierte la Escuela Nacional de Policía en Academia para que esta institución cuente con un cuerpo normativo propio que da sustento a su naturaleza policial

El cambio a Academia permitirá iniciar el proceso para elevar el grado académico que hasta hoy otorga la Escuela Nacional de Policía.

El Presidente de la República manifestó que “esta Academia abre la oportunidad de diseñar un plan formativo de los cuerpos policiales del Estado, los municipios y la seguridad privada; además, nos permitirá avanzar en la consolidación del Sistema de Seguridad Pública, para así asegurar la eliminación de riesgos y amenazas en materia de seguridad ciudadana”.

La Academia podrá vender servicios de formación, capacitación y especialización a entes públicos y privados.