Última Hora

La Fiscalía pidió 51 años de prisión para el principal sospechoso de decapitar y mutilar a un niño de 8 años en el 2016 en Guácimo.

El Ministerio Público considera que el sujeto de apellido Campos Mendoza, de 23 años, es el responsable de la muerte de Kendall Martínez.

El juicio comenzó el pasado 16 de este mes y este miércoles se encuentra en la etapa de conclusiones.

El pequeño Kendall estuvo desaparecido varias horas el sábado 27 de agosto del 2016 y su cuerpo apareció en un río cercano a la vivienda.

Lea también: Familiares y amigos acompañan en todo momento a padres del niño asesinado en Guácimo

Lea también: Alumnos y maestros recordaron a menor asesinado en Guácimo.

Campos, quien era vecino de la familia del pequeño, fue detenido en su casa, donde las autoridades decomisaron un cuchillo y una botella.

El niño era el mayor de tres hermanos y cursaba  segundo grado de la escuela de Jimenez, en la sección 2-2.

A Kendall lo recuerdan como un niño muy alegre, al que le encantaba el fútbol, andar en bicicleta y jugar en el potrero apeando frutas.

En aquel entonces algunos vecinos calificaron a Campos como una persona muy peligrosa. 

Mencionaron, incluso, que en otras ocasiones el hombre había intentado abusar de otros menores.

Colaboró la periodista Janeth Valverde