Última Hora

El anuncio realizado la semana anterior por parte del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), que permite a las personas cambiar su nombre en la cédula conforme a su autodeterminación de género, obligará a los patronos a adecuarse a las nuevas reglas.

Los cambios en la cédula van más allá de un cambio de nombre y la eliminación de la palabra sexo del documento.

Esto también incluye cambios en planillas, pólizas de seguros, registro internos y hasta el carné de trabajo.

Los expertos recomiendan a los patronos capacitar a los empleados sobre los cambios que apliquen otras personas en sus cédulas, pues de no acatar estas medidas podrían ser acusados de discriminación y acoso laboral.

El Tribunal Supremo de Elecciones confirmó que se han tramitado 123 solicitudes de cambio de nombre y que en 10 meses las cédulas ya no tendrán la casilla de género.