Última Hora

Un funcionario del estado mexicano de Jalisco fue blanco este lunes de una balacera a plena luz del día en el centro de Guadalajara, por la que resultó herido junto a otras seis personas, informaron autoridades.

Los hechos "obedecen a un atentado en contra del secretario del Trabajo, Luis Carlos Nájera, quien presenta herida leve en una mano", informó la fiscalía de Jalisco en Twitter.

El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, dijo en rueda de prensa que el ataque fue perpetrado por a "un grupo de élite del crimen organizado", si bien no lo identificó.

Según reportes, el secretario y exfiscal del estado se encontraba comiendo en un restaurante del centro de Guadalajara -segunda ciudad mexicana- cuando hombres armados irrumpieron y lanzaron el ataque.

"Cuatro civiles resultaron lesionados (ndlr: incluido Nájera), con reportes de lesiones leves a regulares (...). Tres elementos de la fiscalía fueron igualmente heridos, uno de ellos se encuentra grave", añadió la fiscalía.

Reportes preliminares indican que los atacantes bajaron de un vehículo, entraron al restaurante y dispararon en contra de Nájera, quien resultó herido en una mano. Los escoltas repelieron la agresión por varios minutos.

Tras la balacera, se produjo una persecución policial que terminó con la captura de seis presuntos agresores, añadió la fiscalía al precisar que serían 12 los responsables del ataque.

Al caer la noche, la fiscalía informó que se registraron incendios intencionales de vehículos, entre ellos los de un autobús de pasajeros, con siete personas afectadas, incluido un menor. No detalló si estarían ligados con la balacera de la tarde.

En Jalisco, sobre la costa del Pacífico mexicano, en los últimos años se ha recrudecido la violencia por la presencia de poderosos cárteles del narcotráfico como el Nueva Generación, rival del de Sinaloa, también con presencia en ese distrito.

Los funcionarios que se desempeñan o han ocupado cargos ligados a la seguridad son blanco frecuente de ataques en México.

En lo que va del año, según recuentos de medios, una treintena de políticos y funcionarios locales han sido asesinados, entre ellos varios candidatos para las elecciones generales del 1 de julio en las que se elige presidente, se renueva el Congreso y distintos cargos estatales y municipales.